ESPACIO & ARQUITECTURA

El servicio y el espacio son elementos fundamentales en el restaurante. Bardal guía al comensal a disfrutar de una velada inmejorable en un espacio creado con buen gusto y diferentes ambientes.

“Los clientes de Bardal no buscan solo comer, quieren vivir una experiencia gastronómica memorable“

Arquitectura

Bardal se compone de dos espacios con capacidad para 40 comensales aproximadamente. En planta alta, un salón simula a la perfección el diseño industrial de una nave antigua a través del juego arquitectónico de tuberías de acero inoxidable y ladrillos vistos sobre las paredes y pilares.

La planta baja, en cambio, regala al comensal un espacio más cálido y acogedor con falsos techos de bóvedas y paredes de vidrio que permite seguir de cerca toda la puesta en escena y creatividad de los platos.  Además, dispone de grandes ventanales  que guían al comensal a contemplar una de las estampas más hermosas del paisaje rondeño.

restaurante-bardal007
restaurante-bardal003
La Decoración

El énfasis en la luz, las texturas con predominio del acero, madera y ladrillos y la selección de mobiliario, han sido la base principal de todo el proyecto para dotar al espacio de una personalidad única. El interiorista José Gómez transformó un antiguo local en un espacio espléndido, fiel a la filosofía inspiradora del establecimiento: el lujo de lo clásico. Pero entendiendo que el mayor lujo es el de la simplicidad, sin estridencias ni barroquismos: la cubertería de plata, la neutra mantelería,  las cristalerías para el vino son el engarce perfecto para las joyas culinarias y enológicas que salen de la cocina y de la bodega.

La sala luminosa y amplia preserva la intimidad de los comensales con una organización que permite un servicio espectacular, pero también discreto y próximo con el juego de mesas. Por supuesto, el ritmo del servicio está siempre marcado por los comensales. Porque ellos son la razón de ser de Bardal.

Testimonios
  • El servicio, la decoración , la comida, todo fue un espectáculo que nadie debería perderse. Fue una cena de lo más agradable con la familia y la verdad que mereció la pena. Espero volver pronto.

    Gloria Sánchez
  • Fue un verdadero placer poder degustar una comida tan espectacular, el servicio y la atención recibida fué inmejorable. Estuvimos un grupo de amigos y seguro que repetiremos muy pronto. Os felicito

    Juan Rodríguez
Déjanos tu testimonio

Enviarlimpiar